PREMIO RAMAZZINI & CARVALHO


 

Es el máximo Distintivo de la Asociación de Seguridad Higiene y Protección Civil A.C. ASEHPROC al desempeño logrado, en más de 12 meses, en todas o una de las disciplinas relacionadas con la Seguridad y Salud en el Trabajo,  la Protección Civil y la Gestión Integral  de Riesgos de Desastres, este reconocimiento es otorgado a aquellas personas u  organizaciones   quienes han demostrado de manera fehaciente un desempeño destacable en el sector al que pertenece (desde el punto de vista ya sea legal, económico, social, tecnológico, reducción de accidentes, estandarización, inversiones, sistematización, entre otros).

 

En este sentido el reconocimiento se puede apoyar en certificaciones y acreditaciones obtenidas tanto por organismos Nacionales, Internacionales, por instancias de gobierno u organizaciones reconocidas.

 

Para el otorgamiento de este PREMIO se hará una selección y evaluación de las personas u  organizaciones candidatas de los diversos sectores económicos y productivos (por ejemplo: construcción, académica, farmacéutica, alimenticia, azucarera, manufactura, tratamiento de agua, hotelera, turística, educación, servicios, aeroportuaria, marítima, transporte, etc.).

 

El mencionado reconocimiento será entregado en algún evento programado para ese fin, Para evaluación se requiere evidencia objetiva como:

  • Certificados afines al tema.
  • Certificado otorgado por un organismo nacional o internacional.
  • Inversiones.
  • Programas.
  • Actividades.(demostrable) Personal, Socios, Clientes, Comunidad, Proveedores, Capacitación, Reducción de accidentes, Vinculación con otras disciplinas, Uso de nuevas tecnologías, Procedimientos y estándares, Otros que se consideren pertinentes. 

Las empresas o personas interesadas deberán enviar sus datos a presidencia@asehprocac.com.mx o vicepresidencia@asehprocac.com.mx incluyendo en la misma, los datos del contacto, une breve descripción de los logros realizados durante los últimos doce meses y el listado objetivo de dichos logros, mismos que serán evaluados por el comité técnico en la visita a la empresa.

 

El plazo de presentación de candidaturas para el premio es de enero a junio de cada año.

 

La información puede ser enviada por paquetería a la dirección de la ASEHPROC, en electrónico (WORD, POWER POINT, PDF, o imágenes JPG) o en vídeo.

 

El comité técnico efectuará y valorará, a través de la revisión de entrevistas, documentos y evidencias presentadas al consejo de administración de la ASEHPROC A.C.

 

Las empresas candidatas fuera de Playa del Carmen, Cancún y Tulum, cubrirán los costos de viáticos para el comité evaluador, en caso necesario.

 

Este premio lleva dicho nombre en honor a dos precursores:

Bernardino Ramazzini, considerado el fundador de la medicina del trabajo.

Sebastião José de Carvalho e Mello, más conocido como marqués de Pombal, Primer ministro del rey José I. Lisboa.


Biografías

Bernardino Ramazzini (1633-1714)

 

 

 

 

 

 

 

                       En el contexto de la medicina del Barroco, es un digno representante de la medicina de su época.

Sus primeros estudios los realizó en su ciudad natal con los jesuitas. Se formó después como médico en Parma, donde se graduó en filosofía y medicina en 1653. Estuvo después en Roma junto con el prestigioso médico Antonio Maria Rossi (1588-1671), donde obtuvo la preparación para ejercer en Canino y Marta, en el Ducado de Castro, hasta 1663. La malaria, enfermedad que contrajo, le obligó a regresar a su ciudad natal.

 

Practicó la medicina y participó de forma activa en la vida cultural de la ciudad como miembro de la Accademia degli Apparenti. En 1671, Destacan varios escritos que cruzó con el Dr. Moneglia en relación con la muerte durante el parto de la marquesa Bagnesi Martinelli. Perteneció a la Accademia dei Dissonanti y gracias al prestigio que le proporcionaron sus trabajos, fue admitido en la Academia Naturae curiosorum de Viena.

El 26 de agosto de 1700 fue contratado por el Senado veneciano como segundo profesor de ‘Práctica médica’ de su prestigiosa Universidad. También fue decano de la Facultad. En 1704 fue nombrado miembro de la Academia de Arcadia o de los Arcades y en 1708 fue admitido en la Societas regia scientiarum de Berlín. Ese mismo año ingresó en el Collegio dei Filosofi e dei Medici. También perteneció al Collegio degli Artisti, del que fue su presidente entre 1708 y 1711.

 

Su obra más apreciada con los años fue la relacionada con las enfermedades de las distintas ocupaciones u oficios. A lo largo del siglo XVII fue abandonándose el estudio de la influencia de los diferentes factores ambientales bajo la perspectiva del galenismo. El tema preocupó a Ramazzini  y pudo comprobar las condiciones de extrema pobreza de la población y las pésimas condiciones de trabajo, a lo que se unía la malaria. Algunos de sus trabajos ya relacionaban la sociedad con el trabajo y cómo ambos elementos influían en la salud de los trabajadores. Ramazzini visitaba los centros de trabajo para observar de primera mano lo que allí se hacía, los procedimientos y técnicas empleados, y los materiales y las sustancias que se utilizaban en cada oficio. Pero no se quedó ahí, les entrevistaba y les preguntaba acerca de las molestias y enfermedades que padecían, cómo evolucionaban, etc. Completaba después toda esta información con lo que la literatura de la época y del pasado le podía aportar, lo que explica la gran cantidad de referencias que se encuentran en su obra. Con todo ello publicó en Módena en 1700, De morbis artificum diatriba. Hubo una segunda edición en Pádua en 1713 (De morbis artificum diatriba / Nunc accedit supplementum ... ac dissertatio de sacrarum virginum valetudine tuenda) que incluye un estudio sobre el régimen de vida de las monjas (de sacrarum virginum valetudine tuenda) y nuevos capítulos como los dedicados a los impresores, tejedores, carpinteros, afiladores de navajas, marineros y remeros, fabricantes de ladrillos, cazadores, fabricantes de jabón etc. En 1712 también escribió De principum valetudine tuenda commentatio, sobre la higiene de los gobernantes y que algunos unen a los textos de De morbis artificum diatriba, aunque ni de lejos su minuciosidad y originalidad puede comparársele.

Sebastiao Jose de Carvalho e Melo

(1699-1782)

 

 

 

 

     

Sobrevivió al terremoto. Se cuenta que respondió a quien le preguntó qué hacer: «Cuidar de los vivos, enterrar a los muertos». Con el pragmatismo que caracterizó todas sus acciones, el primer ministro comenzó inmediatamente a organizar la recuperación y la reconstrucción.

El primer ministro envió bomberos al interior de la ciudad para extinguir los incendios, y a grupos organizados para enterrar los millares de cadáveres. movilizó tropas, obtuvo suministros e improvisó refugios y hospitales. El día después de la catástrofe, ya estaba esbozando ideas para la reconstrucción.

 

  Había poco tiempo para disponer de los cadáveres antes de que las epidemias se extendieran. Contrariamente a la costumbre y contra los deseos de la Iglesia, muchos cadáveres fueron cargados en barcazas y tirados al mar, más allá de la boca del Tajo. Para prevenir los desórdenes en la ciudad en ruinas, y, sobre todo, para impedir el saqueo, se levantaron patíbulos en puntos elevados alrededor de la ciudad y al menos 34 saqueadores fueron ejecutados. El ejército fue movilizado para que rodeara la ciudad e impidiese que los hombres sanos huyeran, de modo que pudieran ser obligados a despejar las ruinas.

No mucho después de la crisis inicial, el primer ministro y el rey rápidamente contrataron arquitectos e ingenieros, y en menos de un año, Lisboa estaba ya libre de escombros y comenzando la reconstrucción. El rey estaba ansioso de tener una ciudad nueva y perfectamente ordenada. Manzanas grandes y calles rectilíneas, amplias avenidas fueron los lemas de la nueva Lisboa. Cuando alguien preguntó al marqués de Pombal por la necesidad de calles tan anchas, éste contestó: «un día serán pequeñas». De hecho, el caótico tránsito de la actual Lisboa refleja la sabiduría de la respuesta.

Los edificios pombalinos están entre las primeras construcciones resistentes a los terremotos en el mundo. Se construyeron pequeños modelos de madera para hacer pruebas, y los terremotos fueron simulados por las tropas que marchaban alrededor de ellos. La nueva zona céntrica de Lisboa, conocida hoy como Baixa Ponbalina es una de las atracciones turísticas más conocidas de la ciudad. Secciones de otras ciudades portuguesas, como Vila Real de Santo Antonio en el Algarve se reconstruyeron también siguiendo los principios pombalinos.

El nacimiento de la sismología

La respuesta del primer ministro no se limitó a los aspectos prácticos de la reconstrucción. El marqués ordenó que una detallada encuesta fuese enviada a todas las parroquias del país con respecto al terremoto y a sus efectos. Las preguntas incluyeron:

1.   ¿Cuánto tiempo duró el terremoto?

2.   ¿Cuántas réplicas se sintieron?

3.   ¿Qué daños fueron causados?

4.   ¿Se comportaron los animales de modo extraño? (esta pregunta se adelantó a los estudios de sismología chinos durante la década de 1960)

5.   ¿Qué sucedió en los pozos y albercas?

Las respuestas a estas preguntas y otras todavía se encuentran archivadas en la torre de Tombo, el archivo histórico nacional. Estudiando y comparando los informes de los sacerdotes, los científicos modernos pudieron reconstruir el acontecimiento desde una perspectiva científica. Nada de ello hubiese sido posible sin la encuesta ideada por el marqués de Pombal. El marqués es considerado el precursor de la sismología occidental moderna, ya que fue el primero que trató de conseguir una descripción científica objetiva de las variadas causas y consecuencias de un terremoto.

La hipótesis más aceptada es que el epicentro estaba en la zona de fractura Azores-Gibraltar, al norte del banco Gorringe. Esta zona de fractura, que representa la frontera entre la placa africana y la euroasiática, tiene forma de escalón fracturado a causa de los efectos compresivos que sufre. Analizando los testimonios contemporáneos recogidos por el marqués -especialmente los referidos a los tres maremotos que sufrió la ciudad- se puede concluir que una superficie del fondo marino equivalente a un círculo de 300 km de radio bajó unos 30 m durante el terremoto a causa de la subsidencia de la parte inferior del escalón. 



Galardonados con el Premio

2013

  • Instituto de Protección Civil del Estado de  Chiapas                   
  • Ingenio Azucarero Central Progreso Veracruz
  • Hotel Occidental Playa Car                        

2014                    

  • Diamonds International Riviera Maya
  • Ingenio Azucarero San Rafael, Quintana Roo

2015 

  • Sistema Estatal de Protección Civil de Yucatán

2016

  • Hard Rock Hotel Riviera Maya
  • Hotel la Zebra Tulum, Quintana Roo 

2017

  • Dr. Luis Manuel García Moreno, México
  • Sistema Estatal de Protección Civil del Estado de Chiapas
  • Grupo Xcaret, Parques Temáticos
  • Municipio de Solidaridad, Quintana Roo

2018

  • Dr. Allan Michael Lavell, Londres, Inglaterra
  • Consejo Integrador de la Construcción, la Industria y el Desarrollo, INCIDE, A.C.  Sonora, México 
  • Soluciones Resilientes SAS, Cali, Colombia 
  • Radio Epicentro, a sus diferentes capítulos en México y el resto del mundo  

2019

  • CEMEX
  • Grupo Comercial Chedraui
  • Grupo Xcaret 
  • Benjamín Laniado Kassin
  • Arturo López-Portillo Contreras 

2020

  • Nuestro Legado ABC, A.C.
  • Dr. Cesar Orlando Flores Sánchez
  • Dr. Mario Ruiz 
  • Cinco Peses y Dos Panes, A.C.
  • Instituto de Protección Civil de Tabasco
  • Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, CDMX 
  • Sector Salud COVID-19

2021


Entrega 19-XI-2108